• Anuncio publicitario

Medicina del dolor y cuidados paliativos cambia paradigma en la atención en el país

Fotografías de la noticia

Prensa@guananoticias.com

El dolor es definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una “experiencia física y emocional desagradable”, que comprende diversos factores físicos, emocionales, psicológicos, sociales y espirituales, sin explicación única, que debe atenderse de forma integral.

La medicina del dolor y cuidados paliativos nació con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes que atraviesan por un dolor crónico o por el curso final de su vida, lo cual les permite devolverle la dignidad al ser humano, reducir el sufrimiento y darle una mayor comodidad tanto al paciente como a su familia.

Esta especialidad médica da sus primeros pasos en Costa Rica a finales de los años ochenta, cuando algunos médicos se van a realizar sus estudios fuera del país para abrirle camino a opción que no existían en Costa Rica. A principios de los años noventa se abren las primeras clínicas, la del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y la del hospital Maximiliano Peralta, como resultado del esfuerzo de las fuerzas vivas de la comunidad.

Pero a la par de los primeros médicos especialistas, hubo otros profesionales que debieron empezar a capacitarse como enfermería, psicología, trabajo social, nutrición, farmacia, terapia física; lo que provocó que la medicina del dolor y paliativa se convirtiera en uno de los parteaguas de la atención integral en la seguridad social, así como una de las primeras experiencias en brindar atención domiciliaria.

“Se empezaron a formar los primeros especialistas, unos por sus propios medios, otros becados por la CCSS, además se empezaron a formar otros profesionales. Iniciamos dentro de la CCSS como una clínica dentro de un hospital, pero hoy tenemos todo un centro especializado y una red de 58 clínicas en todo el país, en los tres niveles de atención”, dijo la doctora Catalina Saint-Hilaire Arce, directora del Centro Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativos de la CCSS.

El crecimiento de esta especialidad en el país no ha sido fácil, aseguró la doctora Saint-Hilaire, quien recordó a quienes dieron los primeros pasos y tuvieron que ir reduciendo barreras hasta lograr los resultados obtenidos en este momento, no solo por el apoyo institucional, sino que además de las manos amigas de las asociaciones de cuidados paliativos, ONG´s, empresa privada, instituciones públicas y empresa privada.

En estos momentos, el personal que es parte de la atención de medicina del dolor y cuidados paliativos trabaja con criterios actualizados y manejo homogéneo del paciente en los tres niveles a nivel nacional. Los equipos básicos están compuestos por un médico y un enfermero, sin embargo, existen otros completos que además cuentan con apoyo de trabajo social, psicología, farmacia, nutrición, terapia respiratoria y terapia física.

El centro nacional dispone de un edificio moderno inaugurado en el 2017, con 5 950 metros cuadrados de construcción, el cual dispone de personal altamente calificado, con equipos de última tecnología, el cual ha puesto a disposición de la población costarricense los procedimientos más modernos que existen.

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario