• Anuncio publicitario

Actividad ganadera cierra el año con indicadores positivos

Fotografías de la noticia
  • 2020 año de estabilidad para la actividad
  • Exportaciones de carne generaron divisas e ingresos al país
  • 2021 se espera la reactivación económica del país

 

La Corporación Ganadera (CORFOGA) valora el 2020 como un año de estabilidad, favorable en algunos rubros y espera que el 2021 depare la reactivación económica país.

Desde la Corporación se reconoce que este año 2020, marcado por la pandemia, ha sido un año bueno para la actividad ganadera que no sufrió mayores sobresaltos, a excepción de los fenómenos climáticos que afectaron algunas zonas del país.

Luis Diego Obando, director ejecutivo de CORFOGA señala que el ganado que se mueve en pasturas se mantuvo alimentándose bien, las subastas continuaron operando y comercializando animales, las plantas procesadoras trabajaron con normalidad y haciendo negocios con China, Estados Unidos, los países centroamericanos y del caribe.

El consumidor ha continuado consumiendo carne de res, si bien ha habido una leve disminución; a septiembre 2020 el consumo per cápita estuvo en 9.72 kg por persona con una reducción del 9.6% con respecto al 2019, sin embargo, se proyecta un cierre de año en alrededor de 13 kg por persona (reducción del 8.5%). Lo importante es que la carne sigue estando presente en el plato del costarricense, añadió Obando. 

“Tenemos un mercado positivo para exportar, un mercado doméstico que no sufre una lesión fuerte y un productor con estabilidad en el precio”, recalcó el Director Ejecutivo de CORFOGA.

En el rubro de las importaciones a septiembre se tenían 7,493 toneladas, mostrando una reducción de un 7.9%, con respecto al acumulado de septiembre 2019 y al cierre de este año se espera que el dato ronde las 10,500 toneladas.    

El INEC sacó una radiografía del sector muy favorable, mostrando una actividad en crecimiento, lo cual respalda el trabajo y el esfuerzo del ganadero y la labor de la Corporación.

Para el 2021 la Corporación espera que se mantenga la estabilidad en el sector, pero para el país necesitamos reactivar el turismo porque es uno de los motores que mueven la economía y cuando hay mayor ingreso la gente consume más carne, añadió Luis Diego Obando.

En producción, el ganadero debe continuar haciendo lo que está haciendo bien, una producción amigable con el ambiente, sostenible, con más animales por hectárea y eficiencia a nivel productivo. Esperamos estabilidad en precios, derivado de una producción y un consumo mundial constante, y es importante cuidar los mercados internacionales (China y Estados Unidos) cumpliendo con todos los protocolos que exigen para continuar exportando más. En síntesis, la expectativa una mejoría, mayor dinamismo económico un mayor poder adquisitivo y por ende un mayor consumo de nuestro producto.

Por último, pero no menos importante a nivel de política gubernamental en CORFOGA queremos continuar la coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería a través del despacho de la Viceministra, dando énfasis a la estrategia de ganadería baja en carbono que ha sido el norte trazado en política pública.

Es importante remozar la estrategia lo que va en la línea que tiene la Corporación Ganadera enfocada en mejorar la rentabilidad del productor, mejorar su productividad en apego a la sostenibilidad y aumentando la captación del efecto invernadero, aspecto en el que se ha avanzado mucho.

La encuesta del INEC muestra a un productor más eficiente por área que se evidencia en la cobertura arbórea que tiene el ganadero, calculada en un 25%, solo por debajo de las zonas protegidas o de conservación.

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario