• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

Municipios de Carrillo y Abangares, ejecutan Plan Local de Prevención por COVID-19

Fotografías de la noticia Fotografías de la noticia Fotografías de la noticia

Como parte de la estrategia del modelo de gestión compartida “Costa Rica trabaja y se cuida”, un total de 26 gobiernos locales del país realizaron una autoevaluación, para poder determinar el porcentaje de cumplimiento de los Planes Cantonales de Prevención por COVID-19. 

Por el momento, solo Santa Ana, Talamanca, Monteverde, Pococí, Alajuela, Carrillo, Desamparados, Abangares y Guácimo tienen el plan desarrollado en más de un 80%, según un reporte brindado por los Comités Municipales de Emergencias (CME). 

Plan Local de Prevención por COVID-19

Esta autoevaluación permite revisar los avances y retos a partir del porcentaje de cumplimiento del Plan, para disminuir la tasa de contagio. Aquellos gobiernos locales que posean un porcentaje de ejecución igual o mayor a 80% del plan, podrán optar por mayor apertura siempre y cuando cuenten con un Índice de Riesgo Cantonal bajo. 

Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) señaló su satisfacción por el compromiso de los cantones y las intendencias que ya han presentado sus planes e indicó que 56 cantones estarán presentando la autoevaluación durante esta semana. 

“Esto nos motiva a fortalecer varias acciones: la primera, que los que obtuvieron el 100% se mantenga ahí y el resto de Comités se esfuercen para presentar sus autoevaluaciones y trabajar de forma coordinada con el gobierno para contar con territorios más seguros contra el COVID-19”, señaló el jerarca. 

Las autoevaluaciones se fundamentan en una serie de consultas basadas en cinco aspectos generales: 

  1. La organización del CME.

  2. Las estrategias de comunicación.

  3. Las acciones de coordinación cantonales.

  4. Las actividades de prevención, verificación y control.

  5. La contención y atención de la emergencia por COVID-19.

Mediante la mejora continua de este plan, sumado al Índice de Riesgo Cantonal (IRC), se definirán las medidas de apertura o restricción de cada cantón, que comprende la habilitación o no de espacios abiertos, o bien, la apertura controlada donde solo podrán funcionar únicamente las actividades esenciales como, por ejemplo, los supermercados o farmacias.

Cada Plan Cantonal es dinámico y se debe adaptar a las necesidades y riesgos de cada territorio. Por lo tanto, la CNE dará seguimiento a los planes mediante una evaluación quincenal que consta de sesiones de trabajo con los oficiales de enlace y los viceministros destacados en los territorios.  

El objetivo es evaluar cada 15 días la efectividad de las medidas y la mejora continua de los planes a partir de las características y necesidades de cada territorio.

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario