• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

Inventario Cultural de Santa Cruz ya está disponible de forma virtual para uso público

Fotografías de la noticia

La riqueza cultural de Santa Cruz, con sus nueve distritos, fue inventariada, sistematizada y puesta a disposición del público, mediante una publicación virtual del Centro de Patrimonio Cultural que contribuirá, tanto con su salvaguarda, como a robustecer la oferta turística de este cantón guanacasteco.

El Inventario Cultural de Santa Cruz ya puede ser consultado y descargado por los usuarios desde la Biblioteca Digital de la página www.patrimonio.go.cr, o bien, la misma información está accesible en los sitios web del Sistema de Información Cultural (Sicultura) y Municipalidad de Santa Cruz.

La investigación de campo que da origen a la publicación virtual de 2020, se realizó durante el año anterior y fue de carácter participativa, esto es, que la metodología para recopilar la información de artesanos, artistas, festividades y manifestaciones culturales, entre otros aspectos; fue reunida con la participación de los portadores de cultura santacruceños, así como: instituciones, cooperativas y asociaciones culturales del cantón.

“Este proceso de inventario cultural es resultado de una construcción colectiva de conocimiento respecto a manifestaciones y recursos culturales de la comunidad. Esto, para visibilizar la diversidad cultural presente en el territorio y conformar un Directorio Cultural que se ubicó en la página web de la municipalidad”, apuntó Paola Salazar, jefa de la Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial del Centro de Patrimonio Cultural, encargada del proyecto y editora de la publicación.

En atención a los procesos de trabajo emprendidos con los gobiernos locales y las organizaciones, se optó porque el Directorio Cultural resultante fuera más amplio y específico a la vez, enfocándose en las personas, las agrupaciones, las organizaciones, los espacios y las manifestaciones culturales del cantón, registrando elementos, tanto del patrimonio cultural, material e inmaterial; así como trabajo cultural contemporáneo.

Según informó Salazar, la publicación virtual incluye una descripción del cantón y de los resultados que se obtuvieron a partir de la información recopilada en formularios aplicados en sus nueve distritos, durante 2019. También se anexa la lista de las fichas incorporadas al Sicultura, (plataforma de información del Ministerio de Cultura y Juventud), divididas en: trabajadores culturales, agrupaciones, organizaciones, espacios de uso cultural, festividades y manifestaciones culturales.

El Inventario Cultural de Santa Cruz “nos ofrece, todo un capítulo se manifestaciones culturales en el que se nos habla de la cría y arreo de ganado, la monta de toros, la agricultura orgánica, la música parrandera, la cocina tradicional y la construcción de hornos, la coyoleada, la pesca artesanal, las máscaras, y diversos tipos de artesanía. Asimismo, se dedica un apartado a las tradiciones y expresiones orales, las artes del espectáculo, los usos sociales rituales y actos festivos, los conocimientos relacionados con la naturaleza y el universo”, resumió Sylvie Durán, ministra de Cultura y Juventud.

Todos estos recursos culturales quedaron identificados en un directorio de uso público y abierto. El inventario permite identificar la vigencia o riesgos existentes de estas manifestaciones culturales para su rescate y valorización por parte de la misma comunidad. Además, se busca que esta valorización se refleje en la oferta de atractivos turísticos con un mayor enfoque en el turismo cultural y comunitario.

Un robustecimiento de la oferta turística, más allá del turismo de naturaleza y aventura, sino con bienes, servicios y la exposición de sus propias manifestaciones culturales; posibilitaría una mayor dinamización económica y bienestar humano en destinos turísticos como Santa Cruz.

El fin último de estos inventarios culturales cantonales es “generar valor agregado a la oferta turística territorial, pero, sobre todo, permiten precisar los espacios de oportunidad con los que el proceso de salvaguarda y puesta en valor del patrimonio dialoga, para lograr sostenibilidad, aliados, compromiso y sentido para las generaciones actuales; sea en asocio con el sector educativo, con la comunidad y otros sectores del cuido en seguridad humana. La cultura es base del tejido social y de la convivencia, sea con el turismo o con el agro, en encadenamientos productivos”, destacó la ministra.

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario