• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

Evidencia, análisis y armar el caso: Rol del Ministerio Público en un homicidio

Fotografías de la noticia

La escena de un homicidio puede convertirse en la principal fuente de prueba para resolver un caso, de ahí la importancia del correcto y cuidadoso abordaje que se le debe dar al lugar en el momento de iniciar la investigación de un hecho fatal de este tipo. 

Este lunes, el fiscal adjunto de Puntarenas, Pablo Cedeño Selva, explicó el rol que tiene el Ministerio Público en el abordaje de los homicidios y, sobre todo, lo delicado del trabajo conjunto que se realiza con el Organismo de Investigación Judicial. 

La base para resolver un caso, sin importar de qué tipo de hecho delincuencial se trata, dijo Cedeño, es “obtener suficientes elementos de prueba para determinar si estamos ante un delito”; la ley otorga al MP la responsabilidad de ejercer la acción penal y, para ello, debe dirigir las acciones investigativas que permitan esclarecer lo ocurrido. 

“El fiscal o la fiscala se encarga de dar la dirección jurídica para empezar a construir el hecho delictivo, en este caso un homicidio; entonces respondemos a ciertas preguntas, que son: ¿qué fue lo que pasó?, ¿cuándo sucedió?, ¿dónde?, ¿cómo? y ¿quién lo realizó?”, agrego el Fiscal Adjunto. 

“Cuando tenemos una escena donde ha ocurrido un homicidio, lo primero que se debe hacer es acordonarla, coordinar con la policía para que al lugar no ingresen personas ajenas a la investigación; la policía debe conservar esa escena de la forma más pura posible, para que podamos construir el proceso a través de lo que vayamos a encontrar en el lugar”, apuntó. 

Prueba indiciaria. El experto agregó que ese escenario es “irreproducible, de ahí la necesidad de que cada elemento, cada indicio y prueba” no sean alterados. Esto tiene aún mayor relevancia cuando no se cuenta con un testigo de los hechos o, por ejemplo, una grabación en la que se observe cómo se desarrollaron estos; es ahí donde se debe recurrir a lo que técnicamente se denomina prueba indiciaria. 

“Esta es prueba que no se obtiene de manera directa a través de un testigo, una cámara o una observación, sino que deviene de particularidades que se encuentran en una escena; por ejemplo, un rastro, una huella, un cabello, un cuchillo o un arma, una llamada telefónica; estos son indicios que se deben construir a través del abordaje en escena”, explicó Cedeño. 

Eso sí, el fiscal detalló que para que ese indicio sea válido para la investigación debe cumplir tres características importantes: “debe ser grave, preciso y concordante, y a esto le aplico una máxima de la experiencia, que me dice que, con el análisis que pueda efectuar a ese indicio, me debe inclinar hacia una única conclusión”. 

Hechos graves. Cedeño es uno de los fiscales a cargo de la investigación de uno de los homicidios que más conmoción ha causado en el país recientemente: el de la médico anestesióloga que fue hallada sin vida en un hotel en Quepos. 

Lejos de referirse al fondo del caso, llamó la atención respecto al morbo desmedido que generan hechos como este, en los que un sector del ojo público deja de centrar su atención en la gravedad del homicidio, para cargar una parte de la culpa a la persona víctima. 

“Hemos visto en plataformas digitales cómo no le dan la relevancia al hecho grave que fue el homicidio, sino que se inclinan por situaciones particulares de una víctima, que al final de cuentas no es la razón de ser de un caso en particular”, aseveró. 

“Debemos evitar jugar con ese morbo e inclinarnos a lo verdaderamente importante, que para eso estamos en el Ministerio Público, que es el abordaje integral de un caso; no es solamente ver el expediente o el papel, sino ver a la persona, ponernos en los zapatos de esa madre o de ese padre, que ya no pueden tener a un hijo o una hija, y que requieren de una respuesta rápida, efectiva y justa por parte de la autoridad judicial”, afirmó el fiscal. 

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario