• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

CCSS: De mantenerse el alza en casos COVID, existe el “riesgo inminente” de agotar capacidad de UCI

Fotografías de la noticia

FOTO CON FIN ILUSTRATIVO

Desde que inició la pandemia del COVID-19 y hasta el día 26 de junio, en la Caja Costarricense del Seguro Social se ha observado un incremento considerable de hospitalizaciones en salón, lo que a su vez tiene una asociación con el crecimiento de las personas gravemente enfermas.

Las unidades de cuidados intensivos son altamente sensibles en la respuesta a la pandemia que implica recurso humano y tecnológico altamente especializado, sin embargo, en un escenario de incremento de casos sin control colapsaría en pocas semanas, según el análisis de capacidad de camas.

En camas salón se cuenta con un mayor soporte, pero igual es limitado y la institución tendría que tomar duras decisiones.

El gerente médico de la CCSS, doctor Mario Ruiz Cubillo, destacó que en los pacientes que han requerido hospitalización hay predominio de hipertensión, diabetes, tabaquismo y obesidad. En este mismo sentido, enfatizó en que en el país 5 de cada 10 personas mayores de 19 años tiene por lo menos un factor de riesgo lo que los hace vulnerables a una complicación asociada a covid-19 y por ende requieran hospitalización.

La CCSS dispone de 477 camas en salón exclusivas para covid-19 y puede aumentar con las camas que se usan en la atención de patologías habituales, al 27 junio suman 2 713 camas. Sin embargo, el galeno advirtió que la decisión de ampliar camas covid-19 significa sacrificar la atención de los pacientes que presentan esta patologías habituales.

“Actualmente se cuenta con un 64% de ocupación, esta situación reduce la capacidad de respuesta significativamente”, indicó. Ruiz Cubillo añadió que si bien la CCSS trabaja en una estrategia de ocupación mínima, aun así, “nos tiene cercano a la utilización de las tres cuartas partes de capacidad de hospitalización”, enfatizó.

Los datos revelan que la ocupación de camas salón con pacientes confirmados y sospechosos al sábado 27 de junio era de del 10% en camas covid-19 (47 ocupadas y 430 libres). Y las camas potencial covid-19, tienen una ocupación del 74% (1 940 ocupadas y 773 libres).

Expresó que estas 773 camas libres es la respuesta que tiene la institución para atender las patologías habituales, pero además, es el recurso del cual se tomarían para ampliar la capacidad camas covid-19, Nuevamente hizo el llamado a comprender que “una decisión de reconversión de más camas covid-19 significa sacrificar la atención de las patologías habituales”.

En camas UCI la situación se estrecha y se complica, de las 257 camas, 24 son exclusivas para covid-19 y se tiene 111 camas de las que se utilizan en la atención de pacientes con patologías habituales, que son potenciales para aumentar camas covid-19.

Al revisar la ocupación de camas UCI con pacientes confirmados y sospechosos al sábado 27 de junio, se tenía una ocupación del 21% de camas covid-19 (5 ocupadas y 19 libres) y de las camas potencial covid-19, la ocupación es del 66%, (73 ocupadas y 38 libres)”.

“Esta foto de ocupación de camas cambia día a día según la cantidad de personas que ingresen y que permanezcan hospitalizados”, dijo el gerente médico.

El titular a la vez advirtió que “si aumenta en poco tiempo la cantidad de pacientes que requiera cuidados críticos, el panorama se complica y podemos enfrentarnos a un escenario que nadie quiere ver”.

El doctor Mario Ruiz Cubillo reveló un escenario más duro sobre la capacidad de tolerancia que se tiene de camas ante el incremento explosivo de casos. Se trata de una proyección que se basa en la cantidad de casos semanales sostenidos por 3 semanas y considera la estancia promedio de pacientes, en salón son 9 días y duplica en UCI.

El gerente indicó que este análisis es fundamental para la toma de decisión ya que se examinan tres grados de tolerancia en razón de las camas UCI disponibles para covid-19. En el grado verde de tolerancia estamos en una cantidad de casos que no compromete la capacidad camas pero si la estresa en un 40% de ocupación.

Si el país ingresa al grado amarillo, significa que el número de casos reduce la capacidad y alerta la necesidad de reconvertir camas. Esto compromete la capacidad en un 75%. Y si entramos en un grado rojo de tolerancia, implica que el aumento de casos superaría la capacidad camas, ante lo cual colapsaría el sistema en razón de la

El gerente presentó el escenario más crítico al que se podría llegar si no se logra aplanar la curva de casos y es que se llegue a 2 000 casos semanales, ante el cual a la segunda semana agotaríamos la capacidad en UCI y con 5 000 o 10 mil casos el sistema público de atención colapsaría.

Todavía estamos a tiempo

El gerente médico se mostró con palabras esperanzadoras de que todavía el país está en el momento de reducir la velocidad del incremento de casos para evitar escribir la página más triste de la historia de la sociedad costarricense.

“Reconozco el grado de cansancio y la difícil situación que muchas familias experimentan, pero debemos recargar fuerzas para salvar la mayor cantidad de vidas posible”.

Su mensaje de cierre es que “es posible ganar esta guerra contra covid-19 entre todos si nos unimos y acatamos las medidas de prevención sanitarias para restarle velocidad a la aparición de nuevos casos”

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario