• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

Articulo "Pesca de arrastre en Costa Rica" Fabiola Cambronero

Fotografía del cuerpo de la noticia

prensa@guananoticias.com / Ensayo 

Fabiola Cambronero estudiante de Relaciones Publicas en la Universidad Latina de Costa Rica.

El pasado 28 de noviembre del 2019 se aprobó en primer debate el proyecto de ley 21 478, que aprueba la pesca de arreste en nuestro país, en contravención a lo dispuesto por la Procuraduría General de la Republica y la Sala Constitucional, pues estos dos órganos estatales ya se habían pronunciado sobre el tema, estableciendo de manera clara y conciencia que dicho proyecto presenta severos vicios de inconstitucionalidad.

En el 2013, el órgano máximo del control de constitucionalidad del país suspendió las licencias de pesca, pues este tipo de pesca que destruye todo a su paso, no garantizando la sostenibilidad de los recursos y perjudicando de esta manera no solo al ambiente en general, sino a los pescadores artesanales. En ese mismo momento se señaló que la única forma para lograr un proyecto de ley acorde con la Constitución Política es a través de los estudios técnicos y científicos necesarios, elementos que fueron obviados por nuestros legisladores.

Una vez que, este tema fue colocado nuevamente en la mesa de discusión varias organizaciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, y diversas ONG, han señalado su oposición a este proyecto, pues para gran parte de estos actores ambientales el proyecto provocaría serios y eventualmente daños irreversibles o de difícil reparación al ambiente.

Muchas de las críticas que se generan giran en torno a la posición que ha tomado nuestro país a nivel internacional pues a lo largo de los años ha sido un actor importante a la hora de generar Tratados Internacionales y Acuerdos Regionales en materia ambiental y la sostenibilidad de los recursos pesqueros.

Mientras todo esto sucede, un grupo de diputados concientes de las necesidad de crear un proyecto efectivo, plantean un consulta legislativa de constitucional, esperando que la Sala Constitucional como interprete supremo de nuestra Carta Magna logre paralizar el proyecto en pro de las necesidades del ambiente. Por otro lado, el Poder Ejecutivo pretende promover la pesca sostenible sin embargo, para poder logarlo es necesario una negociación con agentes externos de financiación para producir los estudios científicos y técnicos adecuados. Así mismo no se ha mencionado absolutamente nada sobre el veto que tiene el presidente de la República en caso de que dicho proyecto sea aprobado en segundo debate y se convierta en ley, impediendo de esta manera que esto convierta en realidad. 

Sin embargo, hoy las provincias costeras en especial Puntarenas, calman por una reactivación económica que lejos está de suceder, pues la aprobación de este proyecto, en caso de que se logre promulgar, lograría un escaso aumento en los niveles de vida de estas poblaciones, situación que como se ha señalado seria efímera pues la sostenibilidad de los recursos es nula y en poco tiempo son estos mismos grupos y los pequeños pescadores van a sufrir las consecuencias por la explotación irracional de los recursos.  

Grandes decisiones deben tomar nuestros gobernantes pues de alguna manera deben evitar que la crisis económica en estos lugares siga creciendo pues las consecuencias a nivel social, serían muy significativas, y poco a poco se están dilucidando cuando se presenta en estos espacios mayor delincuencia, narcomenudeo y la migración de muchas personas al valle central en busca de fuentes de empleo que de la misma forma están escasas también en esta área.  

Pero antes de tomar estas decisiones es necesario dar una mirada a la realidad social que esta sucediendo en estos lugares, que por años las zonas costeras de nuestro país han sido abandonadas, marginadas y tomadas en cuenta cuando hay elecciones nacionales. Los últimos gobiernos de turno, han dejado en el olvido a esta región, dejando simples promesas vacías.  Cabe señalar que este proyecto de ley que promete un mejor futuro para estas localidades, siendo esto para muchos una nueva trampa, que los políticos tratan de promulgar simplemente para calmar y dar una respuesta rápida pero no real a las necesidades populares.

Es urgente generar un verdadero proyecto de ley, que logre tomar los intereses que estos grupos y logar un equilibrio donde las partes en conflicto logren salir lo menos afectadas, sin embargo, la voluntad política en relación a este tema es escasa, el populismo de algunos diputados provoca una paralización en las negociaciones y los pocos estudios científicos y técnicos en relación al tema no se han producido aún, pero esta falta de producción no debe dar espacios para crear situaciones que pueden eventualmente afectar a nivel social y económico; por el contario ante la duda es mejor evitar, promulgar normas que puedan afectar significativamente el ambiente y a las poblaciones vulnerables y en situación de riesgo.

Fotografías

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario