• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

6.000 familias se quedarán sin casa si se rebajase el presupuesto del Banhvi

Fotografía del cuerpo de la noticia

prensa@guananoticias.com

El Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) aclara, que no tiene sobrante de recursos o recursos guardados sin uso.

Un proyecto de ley propone tomar ¢60.000 millones de los recursos que el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FODESAF) traslada al Fondo de Subsidios para la Vivienda (FOSUVI), administrado por el BANHVI y reasignarlos al Régimen de Invalidez Vejez y Muerte de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Al respecto, se informa que, de aprobarse dicho proyecto de ley, se reduciría en más del 50% el presupuesto anual del FOSUVI, es decir los recursos para Bono de Vivienda, lo que significa que, cada año, aproximadamente 6.000 familias de escasos recursos se queden sin tener una vivienda.

En caso de ser aprobada esta iniciativa, impactaría en el Sector Construcción, que podría experimentar una disminución en la actividad, ya que “vivienda” es el subsector más importante del sector construcción y las casas financiadas con el bono, son las mayoritarias en el apartado de viviendas nuevas.

En cuanto a fuentes de empleo, también podría darse una afectación, pues el Sector Construcción genera el 13% de los puestos de trabajo del país, según el estudio el Sector Construcción: Contribución al país y costo de los trámites (Academia de Centroamérica). En construcción por cada puesto de trabajo directo se generan 0,76 puestos indirectos, para unos 270.000 puestos de trabajo.

Esto influiría en la actividad económica, debido a los encadenamientos que genera el sector en áreas como, venta de materiales de construcción, transporte, actividad inmobiliaria y financiera, entre otros.

Banhvi no tiene sobrante de recursos

En cuanto a la administración de los recursos de FODESAF destinados al Bono, el BANHVI no tiene sobrante de recursos, es decir recursos ociosos y sin uso.

Por la dinámica que conlleva el desarrollo de un proyecto de vivienda o un caso individual, los recursos con se financian este tipo de obras, pueden quedar comprometidos en un año y utilizarse en otro, propiamente para la construcción. Lo anterior, se debe a que al aprobar el proyecto se asignan los recursos para financiar la obra, que arrancará algunas semanas o meses después, luego de que las entidades autorizadas por el BANHVI y empresas constructoras hayan logrado consolidar todos los trámites y permisos requeridos. Una vez concluidas las obras, se da el proceso de formalización de operaciones de bono y finalmente la entrega de viviendas, al cabo de la cual se hace el cierre de la operación financiera.

Son recursos apartados y comprometidos para un fin específico (las obras constructivas y la entrega de las casas); lo que significa es que conforme avanzan las diferentes etapas del proyecto, así se van girando los fondos.  Es importante aclarar que, por normativa de la Contraloría General de la República (CGR), al momento de aprobar el financiamiento a un proyecto, deben asignarse recursos por su costo total (no por etapas) y estos fondos deben ser apartados y no pueden ser utilizados en otros proyectos diferentes.

El presupuesto que se presenta a la CGR se realiza con base en el efectivo que se girará durante el año, por lo que no considera las fracciones comprometidas que serán giradas en años siguientes. Aunque los recursos no se presupuestan en su totalidad en un año, porque no van a ser girados en efectivo dentro de ese año, deben mantenerse disponibles para atender los compromisos asumidos conforme la naturaleza operativa del FOSUVI. De esta manera, no es correcto señalar, que exista subejecución de recursos en el Banhvi, ya que ello es el resultado de la correcta aplicación de la normativa de la CGR.

El BANHVI es una entidad que, con las obras que financia, aporta a las familias de menores recursos el país, protección y seguridad ante la falta de techo, mejora en su calidad vida, y calidad en las obras constructivas para lo cual se requieren recursos y el Bono Familiar de Vivienda constituye una de las grandes expresiones de la solidaridad del país para con quienes menos tienen.  Por esta razón, de quitarse la mitad del presupuesto del FOSUVI al BANHVI, las familias en pobreza son los que más sufrirán.

A manera de ejemplo, se informa que en 32 años de historia el BANHVI ha otorgado 377.618 bonos de vivienda, lo que equivale a que el 30% de los hogares del país, tenga una vivienda financiada con bono. De ese total, un 90% (341.267 viviendas) corresponden a las familias de ingresos más bajos.

Fotografías

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario