• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

Especialistas insisten en mantener cuidados durante la época seca

Fotografía del cuerpo de la noticia

Especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pidieron a la población adoptar una serie de medidas preventivas, con el propósito de reducir el riesgo que suele incrementar la aparición de deshidratación y sobreexposición al sol, por las altas temperaturas que se mantienen en el país, desde hace algunas semanas.

Marco Vinicio Boza, especialista en Medicina Interna en Medicina Interna del hospital Calderón Guardia,, explico que las altas temperaturas del verano hacen que durante esta época aumenten los casos de golpes de calor (también conocidos como “insolación”) y deshidratación, que en algunas ocasiones podrían ser graves, especialmente en las poblaciones adulta mayor e infantil.

Los golpes de calor se dan cuando la temperatura del cuerpo alcanza niveles superiores a la habitual, por lo que resulta necesario tomar ciertas precauciones para disminuir el riesgo.

Para evitar un golpe de calor es necesario mantener una hidratación adecuada e ingerir al menos litro y medio de agua, aunque no se tenga sed. Esto es especialmente importante en el caso de las personas adultas mayores, que muchas veces se olvidan de beber porque no sienten sed, por lo que recomendó permanecer pendiente de los adultos en casa e incluso, llamarles por teléfono, periódicamente, para recordarles que deben beber.

¿Cómo prevenir la deshidratación?

  • Evite la exposición prolongada a los rayos del sol, sobre todo en horas de mayor calor.
  • Si sus actividades laborales no le permiten resguardarse del sol, procure el uso de alguna gorra o sombrero que le proteja de la exposición directa.
  • Beba más líquidos de los que normalmente ingiere en otras épocas del año menos calurosas, es importante tener en cuenta que se pierden más líquidos de los que se ingieren.
  • Si se encuentra realizando algún tipo de actividad física, realice pequeñas pausas que permitan al cuerpo reducir la temperatura, aproveche las pausas también para ingerir líquidos.
  • Esté atento a la sensación de sed, pues es la manera en que el cuerpo avisa que necesita líquidos de manera inmediata.
  • Utilice vestimenta holgada y con colores claros; los colores oscuros absorben el calor y favorecerán las condiciones para padecer deshidratación.
  • Aunque se recomienda la ingesta de líquidos, deben evitarse las bebidas alcohólicas, azucaradas e infusiones calientes.
  • Incremente la frecuencia de lactancia materna en los menores.

Reconozca un golpe de calor

  • Temperatura corporal elevada, aceleración del pulso, dolor de cabeza, piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor), mareos y náuseas son signos que pueden indicar un golpe de calor.
  • Si se observa alguno de estos síntomas se debe solicitar ayuda médica inmediata e implementar las siguientes acciones:
  • Lleve al afectado a un lugar fresco y a la sombra, y comenzar a enfriarle el cuerpo con agua para bajar la temperatura e hidrátelo correctamente.

Fotografías

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario