• Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario

CAIS de Cañas recupera funcionalidad de adultos mayores

Fotografía del cuerpo de la noticia

Vienen tristes, con miedo para moverse, pero después, tras varias sesiones de trabajol.  recuperan la marcha y en sus rostros se refleja la alegría de poder desplazarse, así explicó la médica Elnida Acevedo Castellón, encargada de la Clínica de la Marcha, del Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) en Cañas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), al referirse al estado de ánimo con que llegan los pacientes a este programa.

La especialista en medicina familiar y comunitaria dijo que el objetivo de esta clínica, la cual empezó en noviembre anterior, es que los adultos mayores vuelvan a recuperar la funcionalidad que han ido perdiendo por diferentes motivos.

“Mediante ejercicios que les indicamos, los adultos mayores van recuperando sus funciones y su fuerza, además que van recuperando también esa seguridad que han perdido”, agregó.

En este programa, los pacientes son atendidos de forma integral, ya que la médica especialista trabaja en conjunto con la fisioterapeuta del CAIS. Los pacientes son referidos por los equipos básicos de atención integral en salud (ebáis), otros son captados del servicio de emergencias, otros de la consulta externa y otros de la visita domiciliar.

Individualmente una vez a la semana por mes y medio, los ponemos a desfilar descalzos. Vemos si tienen algún defecto postural, algún vicio, hasta vemos si tienen un calzado inadecuado. Luego hacemos las recomendaciones”, explicó Acevedo.

Para la médica uno de los puntos importantes de la clínica es la integralidad, es el trabajo en equipo, que les permite valorarle al paciente otros aspectos además de la movilidad y referirlo si es requerido.

“Ellos vienen acompañados de un familiar, porque los ejercicios que realizan en la consulta deben ser repetidos en sus hogares durante la semana. No solo estamos únicamente atendiendo al paciente, sino también a todo su entorno”, dijo Acevedo.

La pretensión de este programa es reducir el riesgo de caídas en los adultos mayores, evitar los internamientos prolongados, prevenir el aislamiento social del que son objeto cuando pierden la movilidad, darles seguridad cuando por algún evento tienen miedo de caminar, devolverles la independencia.

La Clínica de la Marcha atiende a un grupo de cuatro pacientes durante mes y medio. Al finalizar, a los pacientes se les da una cita de control al mes de haber terminado el proceso para ver los avances. En este momento están trabajando con el tercer grupo de pacientes.

Fotografías

Dejanos tu opinión

  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario
  • Anuncio publicitario